Cómo se hace el café irlandés : Un secreto para el frío

 

Esta es una bebida ideal para las temporadas de frío ya que su historia radica ahí, en una época gélida de 1940 donde los pasajeros de una tripulación sentían que se congelaban. Se encontraban en un restaurante cuando el chef les sirvió, después de la cena, café caliente y le agregó whisky, seguramente, este no sabía cómo se hace el café irlandés o que esta fusión se convertiría en una receta exquisita que además quitaba el frío del cuerpo de manera más rápida.

Cómo se hace el café irlandés

Hay muchas maneras de disfrutar de las características del café y el saber cómo se hace el café irlandés no escapa de eso. Puede que, por lo ostentoso de su nombre, se llegue a pensar que es una receta difícil, pero resulta ser todo lo contrario. Lleva dedicación, sí, pero les prometo que valdrá cada minuto que inviertan en realizar los pasos para finalmente degustarlo.

Es así como con el pasar de los siglos esta bebida, capaz de subir los ánimos en los tiempos más fríos, ha conseguido una fama inigualable y cada persona ha implementado sus propias técnicas en cuanto a cómo se hace el café irlandés. Hay quienes optan por calentar la copa, donde lo depositarán, flameándola, no le dan importancia a si el azúcar que usarán es blanca o morena y otros queriendo lograr una estética envidiable sirven el contenido separándolo en capas según su densidad. Y frente a esto, existen puristas que no comparten esta fascinación por alterar el verdadero orden de preparación.

Ingredientes:

1 taza de café

2 cucharadas de azúcar morena

25 ml de whisky (preferiblemente irlandés)

Nata montada o crema chantilly

Canela (colocar al gusto)

Preparación

  1. Se debe calentar la copa donde se va a depositar el café irlandés. La forma en al que se caliente sí va a variar según los medios que posea la persona: verterle agua hirviendo y después desecharla, con un vaporizador, flameándola, etc. Se recomienda no dejar que la copa se enfríe.
  2. Mezclar el whisky con las dos cucharadas de azúcar morena.
  3. Echar el café expresso de manera delicada para hacer que no se mezclen los ingredientes.
  4. Colocar la nata o crema chantilly. Cualquiera de las que elijas debe estar bien batida para que tampoco se mezcle con los demás ingredientes.
  5. Esparcir canela. La cantidad dependerá del gusto y en caso de no tenerla, también se puede usar cacao o chocolate en polvo.

Es importante que se tome de manera cuidadosa, pero por el simple hecho de tomarse el tiempo para disfrutar esta delicia. También se recomienda que, como se tiene precaución para no mezclar los ingredientes al aprender cómo se hace el café irlandés, tampoco se remuevan para tomarlo sino que se vaya levantando la copa lentamente para beber primero el whisky previamente mezclado con azúcar  seguido de los demás ingredientes a través de la crema chantilly.

 

Comments are closed.